Rueda Medicinal

Es el camino ancestral para tener un estado de equilibrio con la Madre Tierra y el Cosmos.

La rueda medicinal es un círculo de armonía y de Poder. Sirve para comprendernos a nosotros mismos, fortalecer nuestro espíritu y honrar las fuerzas de la naturaleza. Es un espacio Sagrado y una ayuda para la meditación.

Para nuestros ancestros indígenas todo era circular y se relacionaba con los ciclos de la naturaleza.

La rueda tiene cuatro cuadrantes que corresponden con los puntos cardinales, de esta forma trazamos el círculo. Cada punto cardinal está relacionado con una hierva ceremonial, con un animal de poder y con un color. Cuando invocamos al espíritu de un punto cardinal estamos abriendo una puerta por la que entran energías y espíritus guías que nos ayudarán en nuestra sanación. Nuestra situación en el Universo se marca con otras tres posiciones. Arriba el Pdre Cielo, Abajo la Madre Terra y el centro es el lugar del fuego del Gran Espíritu.

 

ARRIBA el padre Cielo, que nos enseña a expandirnos, a encontrar la verdad. Nos ayuda a desarrollarnos y a avanzar sin abandonar nuestro camino.

ABAJO es el reino de la Madre Tierra, hogar de nuestros ancestros. Nos muestra el camino hacia nuestras propias profundidades. Su amor es incondicional y nos pide que nos veamos con honestidad y coraje para poder aprender.

ESTE.

Elemento: Fuego

Significado : Visión

Animal de Poder: Animales que ven de lejos y de las alturas, águila, cóndor halcón

Hierva ceremonial: Tabaco

Color: Amarillo

SUR

Elemento: Tierra

Animal Totémico: Zorro, lobo, ardilla, ratón. Cercanos a la Tierra

Hierba Ceremonial: Salvia

Color : rojo

OESTE

Elemento: Agua

Animal totémico: Oso, pez

Hierva Ceremonial: cedro

Color: negro

NORTE

Elemento: Viento

Animal totémico: Bufalo blanco , ave fénix.

Hierva Ceremonial: Hierva del Bisonte, Hierva dulce.

 

Para construir la rueda ofrecemos cada hierva ceremonial en su punto cardinal correspondiente, invocando a los espíritus.

Todas las hiervas que han servido para la invocación las echamos en un bol y se prende fuego.

La acción de ahumar despierta la ceremonia de Dios en todas las cosas. El mal no existe, es la ignorancia del amor.

El humo es el símbolo del espíritu.

Primero se ahuma el Maestro de la ceremonia , el humo despierta la energía de los chakras. Coge humo con las manos y se lo lleva al corazón.

Seguidamente se bendice el fuego Sagrado, se rodea dando una vuelta completa y ahumándolo.

Se ahuma a cada uno de los participantes y se continua con la ceremonia

 

                                         Ana Luisa Rama

Consulta nuestra agenda

Mantente informado de nuestras novedades