MI EXPERIENCIA EN RAINDROP & LEADERSHIP DEVELOPMENT

Hace unas semanas que he llegado de Croacia y aún resuena en mí mucho de lo que viví en esa tierra con su maravilloso Mar Adriático. ¡Uhmm que energía, que sensaciones!

 

En principio el viaje era para asistir a la “Raindrop & Leadership Development Experience” con el objetivo de perfeccionar la técnica de masaje “Gota de lluvia”, una técnica ancestral de los indios Lakota que me encanta ofrecer a mis clientes por sus múltiples beneficios. Otro día os cuento en qué consiste…

Pero como la vida siempre nos pone una zanahoria para movernos de nuestra zona de confort, se convirtió en mucho más.
Para empezar nos avisaron de la agencia de viajes de que sólo podíamos llevar maleta de cabina, no sé por qué razón. ¿Te imaginas ropa para una semana ahí? ¡Pues cabe!

 

Primera lección del viaje; poner sólo lo imprescindible y darme cuenta que llevamos más “carga “ de la necesaria en general siempre, con el famoso; “por si a caso…”

 

Segunda, compartir y pensar como equipo. Eramos doce a cada cual con más carácter, Tuvimos que priorizar comportarnos como una unidad más que mantener nuestro interés individual. Gracias a esto he podido aprender a ver qué me mostraban e incluso me molestaba en algún momento de ellas, para entender qué aspectos de mí debía mejorar. Todas son líderes, así que tenía mucho que observar e integrar para aumentar mi capacidad de liderazgo.


Entiendo como liderazgo, la habilidad de saber gestionar un equipo, entregar lo mejor de mí para que conecten con su potencial y sus vidas mejoren. Saber escuchar sus necesidades, cubrírselas y que sientan que realmente son importantes para mi.

Tercera, la coherencia. Creo que si te mantienes firme en tus valores y en tu modo de hacer, aparecen personas en tu vida afines a ti, en este caso ha sido Young Living. Empresa líder en aceites esenciales de grado terapéutico de los que ya os hablaré en el próximo post. ¡Practican lo que predican!


Lo he podido comprobar por la calidad humana del equipo, el respeto que se mostraban entre ellos era admirable, todos eran igual de importantes formaban una gran familia desde los ponentes hasta el staff y montadores, ¡hasta compartían mesa! Su objetivo: que nos sintiéramos genial y aprendiéramos disfrutando.

 

Son muchos los detalles que mostraban la filosofía de la empresa…¡Hasta el jabón de los aseos era de la línea de higiene Thieves, los breaks eran con sus infusiones Slique y fruta recién cortada!

Todo en su propósito de cuidar a la naturaleza y a ti mismo.

 

El respeto que prodigan a la Tierra pudimos vivirlo en directo al visitar la plantación, el amor que sentía uno de los herederos y responsable de ésta, me conmovió.


Caminábamos por un espacio bien delimitado para no pisar la tierra ni el Helichrysum que estaba creciendo, porque a pesar de su aspecto árido y tosco, es extremadamente delicado. Para nuestra sorpresa pudimos plantarlo con guantes eso sí, para no dejar bacterias en él y que llegue intacto a esos frasquítos que a tanta gente ayudan. ¡Increíble lo que transmite esa tierra!

Ya estaba enamorada de la pureza de estos aceites esenciales pero tras este viaje he comprendido que Young Living es una oportunidad de vivir más consciente, de aumentar tu calidad de vida y de ser más tu mismo.

 

Como ves, salir de tu rutina y de tus hábitos puede ser muy enriquecedor.

 

¡Gracias a la organización, a mis compañeras y a ti por leerme!

 

 

Fuente: Osoro, M. (2019). Mónica Bienestar Esencial. recuperado el 1 de Junio del 2019 de http://www.monicabienestaresencial.com/blog/2018/04/09/mi-raindrop-leadership-development-experience/

Mantente informado de nuestras novedades